Skip to main content
ES
Cantera

23/24 - Un año en la cantera: Tres "ascensos" en “cinco” minutos de una temporada inolvidable.

En el minuto 85 del último partido de nuestro Juvenil A estábamos en una temporada encaminada a un descenso y dos ascensos frustrados, pero un gol del Elche en Alzira cambió todo.

Carlos Gómez de Salazar Nieto

El proyecto juvenil del FC Cartagena arrancaba el pasado mes de julio con numerosos e importantes fichajes para nuestro División de Honor, y con muchas ilusiones en el juvenil ‘B’, que competía en Liga Autonómica tras el descenso de la temporada anterior. También arrancaba el ‘C’ de nuevo en Primera Juvenil, a pesar de haber logrado el campeonato en la 22/23.

Al importante bloque que seguía de temporadas anteriores con jugadores como Izan, Zaka, Meca o Sanmartín, Javi Madrid junto con su equipo con Paco Egea, Fran Salmerón, o Bartolo Montoro incorporaban importantes nombres como Nono, Sabater, Joe, Nico, Sergio, Hugo Ibáñez, o Dalmau para el DH, regresos a casa como el de Álex Hernández, o promesas como Zaek o Jhafets, que se sumaban a la incorporación de jugadores que ya estaban en nuestra cantera y que subían desde categoría Cadete como Bernabeu, Chechi Castellanos, Alberto Egea… Al frente de todos los equipos continuaban David Garnés, Manolo Hita, y Manu Carrión.

El División de Honor fue el que más difícil lo tuvo durante todo el año. De inicio cuatro derrotas consecutivas, lo que llevó a Garnés a renunciar a su cargo, y la llegada de Juanjo Brau al banquillo. Jugadores importantes abandonaban el equipo, junto con los que estaban en dinámica de filial, que les impedía ayudar a sus compañeros. El primer punto llegó en casa frente al Patacona (0-0), y los tres siguientes partidos tuvieron un final con muy mala suerte: Se perdió en Ranero con un gol en el descuento, el Levante empataba con un gol en el 89’, y en casa del Villarreal se perdía por 2-1 cuando en el minuto 90’ se estaba ganando 0-1. De 7 puntos se acabó sumando solo 1. 

Los malos resultados continuaban, y en la primera vuelta solo se sumó en casa del Alzira, campo del UCAM, y en la última jornada frente al colista Miguelturra llegaba la primera victoria, ya sin Brau al frente, y con Javier García como entrenador oficial del DH.

Joe abre el marcador en Miguelturra

Colistas con siete puntos, a ocho de la salvación. Así comenzaba la segunda vuelta. Parecía imposible salvar a este equipo, pero con el gran trabajo de cuerpo técnico y jugadores se logró. La clave era hacerse fuertes en casa, donde solo se habían sumado 5 puntos. El primer equipo que vino al Mudial 82 fue el Valencia y se sumaron 3 puntos (1-0). A partir de ahí casi pleno de victorias (Albacete, Ranero, Villarreal y Roda), la primera victoria como visitante llegó en abril, y qué mejor sitio que el campo del Real Murcia, y tras caer en el Mundial 82 frente al UCAM, todo quedaba para la última jornada, en la que no dependíamos de nosotros.

4 de mayo, partido frente al colista y descendido Miguelturra, solo vale ganar y esperar que no gane el Alzira frente al Elche. En tierras manchegas llegaban los goles albinegros, pero en Alzira los locales también marcaban. Antes del descanso empató el Elche, pero poco después los alcireños volvían a ponerse al frente en el marcador. La goleada del Cartagena (0-6) apenas se celebraba porque estaban más pendientes de lo que llegaba de tierras valencianas. Un gol en el 85 del Elche nos sacaba del descenso por primera vez en la temporada. Tocaba sufrir en el descuento, y cuando llegaron las noticias del empate final estallaba la alegría sobre el césped de Miguelturra.

31 puntos finales (24 sumados en la segunda vuelta), y cuarta temporada consecutiva en División de Honor. Dalmau con 6 goles finalizó como “pichichi”, y debutaron hasta 10 jugadores en Segunda Federación con el filial, a lo que sumamos los minutos que Sabater disputó con el primer equipo tanto en LaLiga Hypermotion como en Copa del Rey. Además, este gran logro ayudaba al ascenso de los otros dos equipos juveniles.

Primero el Juvenil B que arrasó en Liga Autonómica, sumando 85 puntos en 30 partidos, con 28 victorias, un empate y una única derrota, en el campo del Pulpileño que acabó segundo clasificado. 120 goles a favor, y 32 en contra, un diferencial de +88. Castellano con 19 goles en 16 partidos fue el máximo artillero, seguido por Ramón Fernández con 18, y Daniel Ros con 12. La distancia con el perseguidor ascendió a 19 puntos, logrando el ascenso (a esperas de lo que hiciera el DH) se conseguía con 4 jornadas de antelación.

En cuanto al Juvenil C, también logró ascender de categoría, quedando campeones de su grupo, con 69 puntos en los 30 partidos jugados. 21 victorias, 6 empates y 3 derrotas. 85 goles a favor y 33 en contra, finalizando con +52, y 5 puntos de ventaja frente a la EFB Pinatar, que acabó segundo. En la tabla de máximos goleadores destacamos a Luis Sancho, con 19 goles anotados, seguido de José Saez con 17 y Darío Ros con 11.

Por primera vez en toda nuestra historia tendremos a los tres equipos juveniles en las tres máximas categorías, lo que supone un gran avance a nivel cantera, y nos convierte en un club atractivo para todos los sub18 de la región que quieran crecer en un proyecto con un club profesional a la cabeza.